Todo para preservar la estabilidad financiera

Es recomendable que las empresas tengan un apropiado control de costos

Imagen Google

Por David Somoza Mosquera

El manejo eficiente de las finanzas de una empresa garantiza el bienestar de todos sus integrantes: desde lo más alto del liderazgo, hasta el último eslabón de su organigrama. En eso, un apropiado control de costos permitirá mantener no solo los recursos en su nivel adecuado, sino también planificar y ahorrar. Esto es muy importante en estos momentos cuando las compañías procuran recomponerse de los estragos de la pandemia del coronavirus.

A través de un control de costos, la empresa tiene una perfecta idea de cuál es su capital de trabajo. Tener este aspecto lo suficientemente claro permitirá definir procesos, estrategias y acciones para el logro de objetivos a corto, mediano y largo plazo. No es cualquier cosa, porque ese capital es el dinero que garantizará la operatividad de la compañía, así como el adecuado proceso de producción de los bienes o servicios a los que se dedica.

El control de costos permite tener una visión general del panorama económico de la empresa: en qué se gasta el dinero, de dónde proviene, cómo hacer para optimizar los recursos; cómo honrar los compromisos que se generan por tenerlo. En fin, todo lo que puede hacerse no solo para preservar la estabilidad financiera, sino también proyectar en qué se puede invertir.

Tener claros los objetivos permitirá, además, no hacer gastos innecesarios. Para esto, es importante tener al día el inventario de la empresa. Saber qué se tiene, qué puede cambiarse o qué no hace falta. Controlar ese tipo de gastos hará que no se destine más dinero del necesario y que, a la larga, pueda influir negativamente en el presupuesto empresarial.

Tener un manejo correcto de los costos incide en la competitividad. Los bienes y servicios se venden de acuerdo con cuánto costó producirlos. Poner un margen manejable en el precio con el que saldrán a la venta puede ayudar no solo a que la producción se garantice, sino también a que puedan estar al par de la competencia.

Por eso, como estrategia es conveniente analizar cómo puede lograrse un producto de calidad a un costo razonable. Es posible que, con un precio mayor, el público no lo compre según las expectativas creadas, por lo que se perderá la inversión.

Obviamente, eso no es lo que se busca. Cuando se entra o se comienza un negocio siempre la apuesta es a ganador. Si se logra hacer un producto exitoso, sin duda aumentarán las ganancias de la empresa y, por lo tanto, su rentabilidad.

En este proceso, el control de costos incrementa la competencia, pues luego de análisis de mercados, los expertos de cada empresa podrán determinar cuál es el la mejor estrategia y el mejor precio que se puede ofrecer de su producto frente a la competencia. Lograrlo significa que las ventas y ganancias serán mayores. Esto detona la oportunidad de pensar en nuevos proyectos, tal vez nuevos negocios, y la expansión de la actividad.

Otra de las ventajas del control de costos es la de mantener la sanidad en las finanzas. Un control efectivo permitirá detectar cualquier problema, relacionado con fraude, malversación o incoherencia que pudiera presentarse en el departamento respectivo. Así que es importante tener personal de confianza y calificado al frente de tareas como la compra y distribución de insumos dentro de la empresa.

Escribo sobre temas empresariales

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store