La carrera hacia la digitalización en las empresas

Es clave para garantizar el éxito en lo que queda de pandemia y más allá

Por David Somoza Mosquera

Image: Google

La digitalización de las empresas ya era un hecho antes de la irrupción del COVID-19. Sin embargo, es indiscutible que las condiciones generadas por el aislamiento de las personas para evitar el contagio del coronavirus aceleraron los procesos de automatización.

Esto evidenció la necesidad y conveniencia de que las compañías adoptasen de forma inmediata la digitalización, incluyendo el área de marketing, pues de lo contrario se quedarían rezagada con respecto al resto de los competidores en el mercado.

El estudio Marketing Digital en Tiempos de COVID-19, realizado por la firma Cooltabs con colaboración de EUDE Business School, ratifica que la digitalización de los procesos empresariales y las herramientas de trabajo en esta materia seguirán siendo clave para la sobrevivencia y el éxito de las compañías en lo que queda de la crisis por la pandemia y más allá.

Un dato interesante del referido análisis es que 93% de los encuestados cree que las condiciones de las ventas cambiaron con el COVID-19, mientras que el 63% del porcentaje antes mencionado manifestó haber comprado alimentos y bienes de forma online durante la emergencia sanitaria.

De hecho, el e-commerce ha experimentado una gran expansión en las compras y demanda de productos y servicios como consecuencia de la pandemia, la cual también ha significado un cambio en el hábito de consumo y el nivel de exigencia de los clientes leales y potenciales.

Actualmente, hay una veintena de sistemas que apoyan eficazmente los procesos de digitalización empresarial en el área del mercadeo y no se descarta que surjan otros para atender nuevas situaciones y tendencias que se vayan presentando en el futuro.

Estos sistemas requieren perfiles de profesionales especializados que pueden tener las empresas mediante la formación de su propio personal o contratando e incluyendo en sus nóminas nuevos empleados.

A un año de que apareciera el COVID-19 en Wuhan, China, todavía hay mucha incertidumbre sobre cuándo terminará la crisis con miras al inicio de la nueva normalidad. Por ello, las compañías han acelerado la automatización de sus procesos, lo que las hace más dinámicas, eficaces y eficientes, y centrado sus estrategias en las ventas online para no perder oportunidades de crecimiento.