Alianzas estratégicas, una acción que beneficia a las empresas

Por David Somoza Mosquera

Image for post
Image for post
Foto: Google

En el mundo globalizado de hoy, las empresas deben identificar estrategias que les resulten beneficiosas y eficaces. Una de estas iniciativas son las alianzas estratégicas, en las que dos o más empresas unen esfuerzos para lograr objetivos beneficiosos.

Sin embargo, a la hora de que una empresa evalúe acudir a esta opción, debe tener presente de que no se trata de una simple relación contractual entre organizaciones. Implica un compromiso mayor: compartir unos objetivos con una visión común, donde es imprescindible encontrar a los socios ideales para complementar las aspiraciones individuales.

En este sentido, es importante respetar la independencia de los socios y su cultura empresarial, creando un lenguaje alineado con la estrategia y la infraestructura acordadas.

De manera que las alianzas estratégicas surgen como una opción más rentable para las organizaciones. Entre sus ventajas destaca la obtención de transferencia de tecnología a través de innovación tecnológica de la otra compañía sin necesidad de invertir en nuevas investigaciones y desarrollos.

Esto lo pueden hacer suscribiendo convenios y acuerdos para compartir recursos, información, capacidades y gastos para el fortalecimiento mutuo y la consecución de las metas planteadas.

Los socios pueden aportar además a la alianza estratégica productos, sistemas de distribución, procesos de manufactura, recaudación de fondos con miras a proyectos futuros, capital, conocimiento, experiencia y propiedad intelectual.

El norte de las empresas aliadas, sin duda, es alcanzar una sinergia en la que cada uno de los socios espera que los resultados obtenidos sean mejores o mayores a que si los hubiesen alcanzado cada uno por su lado.

En resumen, las alianzas estratégicas representan una vía original y práctica para la creación de valor compartido entre las empresas unidas, que las convierte en agentes más fuertes del mercado dentro de la realidad actual con la aparición de nuevos sectores, el reposicionamiento de las fuerzas económicas, la globalización y liberalización de los mercados y el acceso limitado a los recursos.

Además, se combina lo mejor de varias empresas u organizaciones: operaciones más rápidas, transferencia de tecnología, acceso a nuevos mercados, nuevos canales de distribución y contacto más directo con los clientes. Una relación ganar-ganar.

Written by

Escribo sobre temas empresariales

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store